Loading...

Pilates para “runners”

Como uno de mis lemas favoritos es “zapatero a sus zapatos” y quería hablar sobre el “running”, he hablado con una experta en el campo: Fátima Blázquez. Antes de nada, quiero aclarar que “running” no es lo mismo que “footing” o “jogging”, ya que estas dos últimas modalidades son algo menos estrictas en tiempo y en técnica que la primera. Se entiende que el “runner” tiene un objetivo en tiempo y distancia y el “jogger” lo hace más por diversión, sin presión. Fátima es una simpática deportista de 42 años, nacida en Salamanca, que estudió Magisterio de Educación física y que a la temprana edad de 16 años se subió a una bici para no bajarse nunca más. A la edad de 32 años empezó a correr y en la actualidad y tras haber dedicado toda su vida al deporte como entrenadora de ciclismo y triatlón y como seleccionadora de ciclismo de la comunidad de Castilla y León, es gerente de Trideporte (ubicada en la actualidad en el Ibiza Club de Campo) una empresa dedicada al ciclismo y al triatlón. En cuanto al tema que nos ocupa, Fátima enseña a las personas a correr, a pisar correctamente cuando se corre (fundamental para que las carencias de una mala pisada produzca compensaciones con otras partes sanas del cuerpo), la técnica de carrera…

Compartimos la idea de que la última crisis económica nos ha beneficiado en el sentido que se invierte el dinero en cosas menos lujosas, es decir, si antes de la crisis alguien invertía 60€ en un bolso, ahora prefiere hacerlo en salud, en deporte. Correr es gratis y no está sujeto a horarios, pero quien se inicia debería hacerlo con un preparador para evitar las lesiones típicas que aparecen en personas que  tras muchos años de inactividad se ponen a correr como si se terminase el mundo.  Vamos a los ejemplos que tanto me gustan: ponerse a correr de repente sin juicio, sin una planificación y sin preparación física es como sacar un coche que ha estado los últimos 20 años en un garaje y ponerlo a 150 km/h…pues peta!….pero ahora os pondré un ejemplo verídico de nuestra preparadora experta. Aparece por la puerta “Fran” (obviamente me he inventado el nombre), un tipo que no conoce y que quiere contratar sus servicios porque se ha apuntado a un Ironman  (3,86 km nadando, 180 km en bici y 42,2 km corriendo….casi nada…).  Fátima le pregunta su experiencia en triatlones y el resumen es que Fran no sabe nadar, no tiene bici y corre como aficionado, pero su vecino ha hecho un Ironman, y él quiere ser como su vecino. Éste es el panorama, muchas personas pierden la perspectiva o se creen con superpoderes o menosprecian la exigencia de estas pruebas. Fátima tiene varias opciones: decirle la verdad de buenas a primeras hiriendo su ego de superman y que se marche por donde ha venido o hacerle ver y que él mismo llegue a la conclusión de que es una locura y que debe empezar poco a poco. El problema, como siempre, es el negocio, el dinero…Las grandes empresas como Ironman o Titan Desert se embolsan por inscripción unos 600€ a costa de gente inexperta en muchos casos. Si de verdad tuvieran que contar sólo con personas verdaderamente preparadas, no ganarían lo que ganan. En este punto, hay muy poco respeto por la salud. Esto lo podemos trasladar a niveles de aficionados. Otro ejemplo: Elena, 35 años, administrativa y una vida no muy activa. Como se pone de moda el “running”, es gratis, no tiene que estar pendiente de horarios y sus amigas quedan para correr, y además, lo que molan los modelitos para correr y subir la foto en instagram, se compra todo el kit y se tira a la calle. Se aficiona, pero sin planificación, corre por donde puede, es decir, asfalto, no se ha parado a observar la alineación de su cuerpo al correr, no sabe si pisa bien o mal y no prepara su centro corporal para tal fin (en Pilates lo llamamos “Powerhouse”, una faja natural que involucra la musculatura que rodea la columna y las caderas)…resultado: a los dos años no puede estornudar sin hacerse pis encima y sus lumbares le están matando. Su suelo pélvico no puede más. A mi centro de Pilates acuden varias personas, tanto hombres como mujeres, con un suelo pélvico débil por el “running” probablemente. Con Pilates les ayudamos a conectar toda esa musculatura interna, a fortalecer las caderas y a sostener su columna.

Fátima nos cuenta que las lesiones más frecuentes en corredores son la periostitis (un dolor en la tibia provocado por la inflamación), los dolores de cadera y los dolores de pie. Todos ellos son provocados por varios factores: la superficie por donde se corre (demasiado dura), la escasez de la preparación física para correr, el calzado, una mala planificación con volumen e intensidad inadecuada, el estilo de vida (alimentación, descanso…), la pisada (la forma de nuestro pie es crucial)…

Fátima practica Pilates dos veces por semana para contrarrestar todos estas carencias. Puedo asegurar que la alineación, estabilidad y fuerza de sus caderas ha mejorado notablemente, lo que se traslada en sus carreras. Está más fuerte.

¿Qué puede hacer Pilates por el corredor?

  • Pilates alinea tus caderas (las caderas sufren mucho por el impacto al correr y sufren constante desalineaciones). Primero alineamos las caderas para luego fortalecerlas.
  • Pilates estira tus flexores de cadera durante todos los ejercicios (por la propia posición de base de todos los ejercicios donde la columna está plana y la rabadilla hacia dentro, que no hay que confundir con una “retroversión” pura de la pelvis). Es el concepto de estirar desde la oposición
  • Pilates estira la musculatura de todo tu cuerpo desde una manera muy específica, desde esa oposición
  • Pilates fortalece tu centro corporal dándole estabilidad a la columna que sufre muchos impactos en cada pisada al correr
  • Pilates alinea tobillos-rodillas-caderas durante cada movimiento, haciéndote consciente de cómo debe ser tu pisada. Piensa que el primer ejercicio con el que se empieza una clase de Contrología (Pilates se llama originalmente de este modo) se llama “Footwork”, así que imagina la importancia que se le da a los pies en nuestras clases. Te proporcionará unos pies y tobillos fuertes, que es la base de todo.

Si eres corredor y quieres mejorar tus marcas, lesionarte menos y vivir más tiempo con tus articulaciones sanas, contrata a un profesional que sepa lo que hace y te guíe y acompañe en tu aventura. Compleméntalo con actividades compensatorias como Pilates y el éxito estará asegurado.

Artículo publicado en el Diario de Ibiza

By | 2018-03-01T17:35:43+00:00 17 febrero, 2018|Actividad física, Contrología, Deporte, Ejercicio físico, Pilates, Running|