Loading...
¿QUÉ ES PILATES? 2018-02-28T21:36:59+00:00

FILOSOFÍA DEL MÉTODO PILATES

Joseph fundó lo que se conoce como CONTROLOGÍA para contrarrestar los efectos nocivos inherentes a la civilización moderna. La Contrología desarrolla el cuerpo uniformemente, corrige malas posturas restablece la vitalidad física, fortalece la mente y eleva el espíritu. Con ella, se adquiere primero un control total sobre el cuerpo y de un modo progresivo, el ritmo y coordinación propios de todas las actividades inconscientes. Según Joseph Pilates, la buena forma física es el primer requisito de la felicidad. Y la buena forma física consiste en el logro y mantenimiento de un cuerpo uniformemente desarrollado, con una mente sana capaz de ejecutar las tareas diarias. Pilates manifestaba que practicando sólo cuatro veces por semana durante tres meses los ejercicios, el cuerpo se desarrolla aproximándose al ideal, se experimenta un renovado vigor mental y una mejora anímica. Según la Contrología, la dieta adecuada y el sueño suficiente han de complementar los ejercicios para obtener esa buena forma física.

Uno de los beneficios más importantes del método: EL COMPLETO DOMINIO Y CONTROL DE LA MENTE SOBRE EL CUERPO y esa capacidad se filtra en otras parcelas de la vida. “LO IDEAL ES QUE LOS MÚSCULOS OBEDEZCAN A LA VOLUNTAD. LO RAZONABLES ES QUE LA VOLUNTAD NO ESTÉ DOMINADA POR LOS ACTOS REFLEJOS DE NUESTROS MÚSCULOS.” La Contrología reanima miles de células cerebrales inactivas, activa nuevas áreas y estimula el funcionamiento de la mente. Para ello, la PACIENCIA y la TENACIDAD son cualidades imprescindibles para su logro.

JOSEPH PILATES 1883 – 1967

Nació el 8 de diciembre de 1883, cerca de Düsseldorf. Su padre era un galardonado atleta en Alemania y su madre, naturópata.  Ésta es la versión más común y conocida, pero estudios recientes demuestran que no es del todo cierto. Su padre era cerrajero y aficionado al atletismo, igualmente, su madre no era naturópata (rara profesión por aquel entonces). Joseph fue un niño flaco y enfermizo, padeció asma, raquitismo y fiebre reumática, por lo que desarrolló una musculatura débil que derivó en alteraciones posturales y en anquilosis articular (disminución o imposibilidad de movimiento). Esto le llevó a estudiar el cuerpo humano, buscando la manera de fortalecerse mediante el ejercicio físico. También pasó mucho tiempo estudiando el movimiento de los animales, filosofías orientales y los métodos de entrenamiento de los antiguos griegos y romanos, a los que admiraba porque consideraba que habían conseguido el ideal de equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Así, practicó diversas disciplinas que influirían en su método de entrenamiento, como culturismo, lucha, yoga, taichí, meditación zen y gimnasia, a lo que sumó el estudio de la mecánica corporal y de la correcta respiración. Fue tal su determinación para mejorar que a los catorce años, superadas sus enfermedades, comenzó a posar como modelo anatómico y con el tiempo se convirtió en un gran deportista, consiguiendo cierto éxito como boxeador y gimnasta y adquiriendo un buen nivel en natación, submarinismo y esquí.

Traslado a Inglaterra. En 1912 se trasladó a Inglaterra para mejorar su técnica como boxeador y trabajó en el circo y como instructor de defensa personal (se dice que enseñó sus técnicas de defensa a los detectives de Scotland Yard). Con el comienzo de la Primera Guerra Mundial, fue internado en un campo de concentración. Allí se empeñó en adiestrar a los internos en lucha y defensa personal para mejorar su estado físico y empezó a idear una serie de ejercicios especialmente diseñados para ser realizados en el reducido espacio del que disponían, lo que supuso un gran avance en el desarrollo de su método: LA CONTROLOGÍA. Posteriormente fue trasladado a otro campo donde trabajó como camillero en un hospital y comenzó a tratar a heridos de guerra. Como a muchos de ellos su estado de salud no les permitía levantarse de sus camas, montó sobre éstas un sistema de muelles en los que apoyaban las extremidades mientras se ejercitaban. Se dice que gracias a estos ejercicios ninguno de los internos sucumbió a la gran pandemia de gripe de 1918. Tras la guerra regresó a Alemania. Su trabajo con los internos del campo de concentración se conoció y fue invitado a entrenar a la policía militar de Hamburgo en autodefensa. Durante estos años se dedicó también a la rehabilitación de veteranos de guerra, para lo que instaló sobre sus camas cuerdas que inmovilizaban las extremidades y, posteriormente, poleas, lo que sería el origen de dos de las máquinas de entrenamiento que posteriormente desarrollaría,. Su fama se extendió entre la clase médica, ya que con su método conseguía que la rehabilitación de los enfermos fuera más integral y rápida. Entre 1923 y 1926, fue invitado a entrenar al nuevo ejército alemán, pero al no estar de acuerdo con la política alemana renunció al cargo y decidió exiliarse en Estados unidos.

Los años dorados. En el barco que le trasladaba a Estados Unidos conoció a la que se convertiría en su segunda esposa, Clara era una profesora de infantil que padecía artritis y a la que trató durante el viaje para aliviar sus dolores. En 1926 abrieron en Manhattan (New York) un estudio para enseñar su método.  Pronto se hizo popular entre coreógrafos y bailarines, ya que Su método ayudaba a los bailarines a mejorar su técnica y a recuperarse de las frecuentes lesiones derivadas del entrenamiento intensivo. La Contrología se convirtió en una parte intrínseca de la capacitación y la rehabilitación de los bailarines. Entre estos profesionales de la danza se encuentra buena parte de la primera generación de profesores de Pilates (“The Elders”): Eve Gentry, Romana Kryzanowska (“Authentic Pilates”), Kathy Grant…
Mucha gente rica y famosa, aunque también de otras clases sociales, comenzó a asistir a su estudio y se convirtió en un personaje conocido, pues a pesar de cuidar su salud solía ser el rey de las fiestas y era un gran amante del whisky y de fumar puros, como demuestran algunas fotografías. También era habitual verle corriendo por las calles de Manhattan en pleno inverno vistiendo tan solo un diminuto bañador.

Escribió dos libros, el primero en 1934 : “Tu salud: Un sistema correctivo de ejercicio que revoluciona todo el campo de la Educación Física” y el segundo en 1945 “Regreso a la vida a través de la Contrología” donde se explica la ejecución de sus 34 ejercicios.

Pese a todos los esfuerzos de Pilates por hacer que su método se viese reconocido en el área médica y en los sistemas educativos, no consiguió ver reconocido, en vida, los beneficios preventivos de sus ejercicios. Pero a pesar de los rechazos, silenciosamente, el método iba calando en instituciones, universidades, la escuela superior de artes interpretativas, el teatro de la danza….y el método empezó a difundirse fuera de Nueva York cuando sus discípulos emigraron a otros países donde continuaron practicando y enseñando la filosofía y las técnicas de Pilates.

Pilates falleció en octubre de 1967, a los 87 años de edad. Su esposa se hizo cargo del estudio hasta su fallecimiento en 1977.

En la década de los 80, la segunda generación de profesores comenzó a aplicar el método en todo el país, aparecieron nuevos estudios y programas formales para la capacitación de instructores del método.

En 1995, el auge del marketing, el interés por las disciplinas de la mente y el cuerpo, las clases colectivas de mat, la curiosidad dentro de la comunidad médica…comenzaron a darle impulso al método. Por fin, la visión de Pilates fue catapultada, convirtiéndola en un fenómeno mundial, conocido simplemente como PILATES.

En el año 2000 y tras una larga batalla legal por registrar la marca PILATES, ésta fue cancelada. Pilates sería una designación genérica de un método de ejercicios, sin dueño. A partir de esa sentencia se produjo una explosión y empezaron a proliferar estudios de Pilates por todo el mundo, con el riesgo de llamar “Pilates” a cualquier actividad sin fundamento en el método. Y eso es lo que ha pasado en la última década, tristemente.

La Contrología desarrolla el cuerpo uniformemente, corrige la postura, restaura la vitalidad física, vigoriza la mente y eleva el espíritu” J.H.Pilates

Pueder definir Pilates en tres palabras: estiramientos con fuerza y control. Y el control es la parte más importante porque es la que hace que uses tu mente” Romana Kryzanowska